sábado, 24 de enero de 2009

Solita sin mi marido

El relato que les contaré, me ocurrió cuando fui a despedir a mi esposo al aeropuerto, y lo que sucedió luego de que su avión partió.
Debido al trabajo que realizaba mi marido, yo ya estaba acostumbrada a sus continuos y sorpresivos viajes. De un momento a otro su jefe le indicaba que debía abandonar la ciudad, y esta situación me daba cierta libertad para poder salir a algún lado cuando él se ausentaba de la ciudad.
Fue así que una tarde que me encontraba en la oficina, recibí la llamada de mi marido, pidiéndome que llegara rápido del trabajo para llevarlo al aeropuerto. Llegué lo más rápido que pude, y no me dio tiempo ni para cambiarme de ropa. Además de eso yo tuve que ir conduciendo el coche, porque mi marido se ponía muy nervioso cuando debía viajar.
Al llegar se registró en el counter, y me dijo que fuésemos al restaurante del aeropuerto a tomar un café. Estando ahí se puso a revisar unos documentos y casi ni me hablaba, por lo que yo comencé a mirar a la gente que había alrededor. Pude ver que en una mesa que se encontraba al frente de nosotros, había un par de hombres jóvenes. Ellos me miraban con descaro, aprovechando que mi marido les estaba dando la espalda.
Yo estaba vestida como siempre voy a la oficina, y en ese momento tenía puesto un conjunto, de chaleco y falda color crema, además de una blusa blanca. La falda era corta como las que siempre uso, y tenía puestas unas pantyhose cubriendo mis piernas, las cuales eran el centro de atención de los que tenía al frente. De pronto mi marido me dio el teléfono del hotel donde se hospedaría, y me dio también algunas recomendaciones.
Mientras escuchaba a mi marido, de vez en cuando volteaba hacía donde estaban ellos, y vi que uno movía la boca como tratando de decirme algo. Me estaba poniendo un poco nerviosa, ya que si mi esposo se daba cuenta que me estaban coqueteando, empezaría nuevamente con la cantaleta de que uso faldas muy cortas, y que me gusta provocar a los hombres con eso.
De pronto por el altavoz anunciaron la salida del avión, y nos paramos para ir hacia la puerta de embarque. Pude notar que los chicos que habían estado mirándome, se pararon también. Supuse que viajarían en el mismo avión, y en verdad era una pena que se fueran, ya que ambos eran muy guapos y grandes como a mí me gustaban.
Mi marido me dio un beso de despedida en la mejilla, ya que no era muy cariñoso. Cuando estuvo dentro me hizo adiós con la mano, y mientras yo le respondía voltee la cabeza a un costado, y vi que los dos chicos también movían sus manos como despidiendo a alguien. Me di cuenta que le decían adiós a mi marido, y no pude aguantar y comencé a sonreír de su ocurrencia.
Cuando me disponía a irme de ahí, uno de ellos se acercó y me dijo que me había estado observando en el restaurante, y que le permitiera decirme que era una chica muy linda. Le agradecí el cumplido, y ambos me solicitaron que aceptara tomar una copa con ellos. Como no tenía nada que hacer después, acepté acompañarlos y volvimos al restaurante donde habíamos estado.
Ya ahí conversábamos y pude notar que su conversación era muy amena, y en un momento uno de ellos propuso hacer un brindis por mi dentista. Cuando le pregunté que porque por mi dentista, él me respondió que yo tenía los dientes más perfectos que nunca había visto.
Por lo visto estos dos eran unos expertos en hacer sentir bien a una chica, y los invité a mi casa para seguir la conversación. Ellos aceptaron de buen grado, y nos fuimos los tres en mi coche. Cuando nos dirigíamos a mi casa, sentía sobre mis piernas las miradas del que tenía al costado, y yo tenía las piernas un poco separadas para utilizar los pedales. El que estaba en el asiento de atrás, se acercaba hacía delante, seguramente para poder ver mis senos a través del escote de la blusa.
Llegamos al edificio donde vivo, y subimos las escaleras hasta el tercer piso. En todo momento yo iba delante de ellos, y seguramente podían apreciar mis piernas mientras subía. Mi falda no era tan corta como para que pudiesen ver por debajo de ellas, pero seguramente habrían apreciado buena parte de mis muslos desde su posición.
Cuando llegamos a mi puerta saqué las llaves de mi cartera, y al parecer el sonido de estas, hizo que la chismosa de mi vecina saliera para ver quien había llegado. La saludé y mis amigos también, y la malcriada no se digno en responder, y se metió a su departamento nuevamente. Esperaba que no le fuera con el cuento a mi marido, de que estaba metiendo hombres a mi casa en su ausencia.
Al entrar los invité a sentar en la sala, y serví unos tragos para los tres. Me sentía bien ya que estaba acompañada, y mucho más ya que era compañía masculina. Puse música y después de un rato parecíamos grandes amigos, y ellos en todo momento me piropeaban y me hacían sentir muy bien. El que estaba sentado a mi costado, en un momento me acarició la oreja y yo le dije que no hiciera eso porque me daba cosquillas.
El que estaba al frente mío, me miraba como si me desnudara con los ojos, y no era que yo quisiera que algo sucediera, pero con la dieta rigurosa de sexo a la que me tiene acostumbrada mi marido, no es fácil disimular lo que una siente cuando un hombre te pasa la mano.
Nuevamente el que tenía al costado, puso su mano en mi pierna izquierda y apretó mi muslo, de tal forma que me puse caliente de solo pensar que tenía a esos dos chicos para mí. Algo desinhibida por el licor, les pedí que me dijeran sinceramente que cosa deseaban hacer. El que estaba al frente mirándome a los ojos me dijo, Yo lo que más quiero en este momento es lamerte el ojete ricura. Sus palabras hicieron que los colores se me subieran al rostro, por la franqueza de su pedido.
De pronto el que estaba a mi lado, me abrazó dándome un beso en la boca, y debido al apretujón que me dio yo separé un poco mis piernas, para que el que estaba al frente, pudiera ver por en medio de mi falda. Poco a poco desabotonó mi chaleco y mi blusa, quedando a la vista mi sujetador. Sus manos amasaban mis pechos, y el otro se acercó a mí para acariciar mis piernas y poner su cabeza entre ellas. Me besaba encima de las pantimedias, y podía sentir su boca que trataba de comerse mi coño con todo y braguitas.
Mientras uno me acariciaba y me besaba, el otro aprovechaba para desnudarse.Poco a poco nos fuimos quedando sin ropa, y pude ver sus vergas gruesas ansiosas de penetrarme. Estando echada en el sillón uno de ellos me empezó a lamer la concha, mientras yo me metía la verga del otro a la boca. Sentía mis fluidos vaginales salir, mientras el que estaba entre mis piernas, chupaba y jalaba los labios de mi vulva.
El placer que en ese momento sentía, solo podría ser superado en el momento en que me penetraran, así que al que me chupaba lo jalé del cabello, para que subiera y me clavara con su tranca de una vez. Él entendió mis deseos, y puso la cabeza de su verga en la entrada de mi concha, y me la empujó de un solo envío. Mientras me bombeaba yo seguía lamiéndole la verga al otro, logrando con esto sentir un orgasmo que me provocó risa y llanto a la vez.
Daba gracias por el tipo de trabajo que tenía mi marido, ya que así yo podía gozar de cuanto macho supiera como lograr que le abriese las piernas. Les dije que fuésemos a mi cama para estar más cómodos, y los tres nos dirigimos a mi habitación. Yo caminaba de espaldas y con cada una de mis manos les agarraba sus vergas, dirigiéndolos hacia el interior de mi cuarto. Estando ahí hice que uno de ellos se echara boca arriba, y yo me senté sobre su verga mirándolo de frente.
El otro se situó detrás de mí de rodillas, y puso su verga entre mis nalgas. En ese momento empecé a cabalgar sobre la verga que tenía dentro, y mis tetas empezaron a bambolearse para arriba y para abajo. El que estaba detrás mío, me abrazó agarrando mis tetas y las apretó fuertemente.Le dije en ese momento que me penetrara por el culo, y puso la punta de su verga en mi ano, empujándola y haciéndome doler. El dolor que sentí no me importó, y seguí aguantando hasta que la tuve dentro. Me incliné un poco hacia delante, y así empezamos a movernos rítmicamente.
Nuestros cuerpos sudaban, y yo gozaba con la culeada que me estaban dando en ese momento. Al momento de elevarme, sentía como corrían las vergas casi al punto de salirse, y nuevamente me sentaba haciendo que entren hasta el fondo de mi concha y mi recto.
De pronto sentí que tendría otro orgasmo, y al parecer ellos también estaban por eyacular, así que empezamos a movernos rápidamente hasta que nos corrimos los tres en medio de jadeos de placer. Nos quedamos así un momento, y cuando me moví para recostarme, sentí que me chorreaba la leche que me habían dado. Vi que en la punta de sus penes había rastros de leche también, así que decidí limpiarlas chupándoselas.
Se quedaron toda la noche, y seguimos gozando hasta que se nos acabaron las fuerzas. Se fueron a las 6 de la mañana para que mi vecina no se diera cuenta que habían estado conmigo. Ya en mi cama me quedé pensando que si mi marido me diera el placer que yo tanto deseaba, no tendría la necesidad de ser tan puta con los hombres, ni de hacerlo cornudo.
Mientras cavilaba en mis pensamientos, llamó mi marido para ver si había alguna novedad, y le dije no y que solo esperaba que volviera pronto para que descansara, y viera su televisión. Me dijo que era una reina y colgó. Él regresaría luego de dos días, y mientras me dormía pensaba en lo que haría esos días en que estaría solita.

Autor: Sleepkiss 19/01/09
Texto original: http://relatos.marqueze.net/solita-sin-mi-marido/

Refaccionando la casa

Día uno.
Sonó el timbre. Debe ser el albañil, el que le recomendó el vecino a mi marido. Trabajador y barato, dijo. Aprovechamos que mi marido está de viaje por un mes para dejar la casa refaccionada. Es más joven de lo que pensaba, treinta más o menos, como yo. Igual, no lo miro mucho, estoy apurada. Le explico lo que quiero y ya. El precio es razonable, está bien. Empieza mañana.
Es un trabajo un poco jodido, pero lo agarro. Además… que pedazo de hembra tiene el mal parido que me recomendó, voy a tener que agradecérselo, pero no por el trabajo, ¡Tiene unas tetas terribles y se mueve tan sensual… Mejor pienso en otra cosa, sino voy a andar con la pija dura todo el tiempo y no voy a trabajar un carajo. Empiezo mañana.
Día dos.
Empezó a picar la pared. Lo peor del asunto, tierra por todos lados. Por suerte hoy me voy temprano, por lo menos no escucho los ruidos todo el día y mastico polvo. Tengo que darle algunas indicaciones y avisarle que no regreso hasta la tarde. Mirándolo bien, que tipo tan macho. Esos pelitos que le salen por arriba de la remera me matan. Esa barbita incipiente..Y ese culito redondo…me estoy mojando….Pará, pará, que el tipo labura para vos…
Esta perra me encanta. Encima cada vez que pasa cerca de mí me roza como sin querer…tengo la pija un garrote y no me baja…ahí, me viene a hablar…que vergüenza, estoy un asco, me limpio la cara con la remera…
Me muero…se levantó la remera y le vi el pecho…todo transpirado, esos pelitos, como le chuparía esas tetillas hasta hacerlo rogar… no se que le digo ya me olvidé…ah, si, mire, vuelvo a la tarde… ¿tardará mucho esta parte?…ah, no, que suerte…bueno si quiere tomar algo vaya a la cocina, con confianza…use el bañito de servicio, …si, hasta luego…como te chuparía la verga hasta secarte, pedazo de macho…que estoy pensando, mejor me voy.
Día tres.
Este negro me vuelve loca. Cuando paso cerca, tiene un perfume a macho que me desmayo….esos rulos…y esa remera sin mangas que se puso hoy, le miro los brazos y se me paran los pezones…y me parece que se dio cuenta, porque cuando le hablo no me saca los ojos de las tetas. Como me gustaría calentarlo y verlo gozando como un perro, con la pija bien colorada y metérmela en la boca….
Creo que si se queda dos minutos más le levanto la blusa y le pego la mejor mamada de tetas de su vida….creo que está caliente, tiene los pezones reduros…tengo una erección tremenda, se me debe marcar el pantalón…mejor, asi la caliento más…ay, me acaricio un poco, que dura la tengo…ahhhh
Día cuatro.
Cierro los ojos y lo único que veo es su culo ondulante, la marca de la tanguita bajo la ropa….como le levantaría la pollera y me arrodillaría acá mismo…ahí, la pondría en la mesa boca abajo y le chuparía la concha, si, le metería la lengua, le daría mucha lengua en el clítoris hasta que acabe en mi boca….y después, sin moverla, mucha lengua en el orto para aflojárselo bien, y se la meto por ahí…como la haría gozar…perrita…
Como se le marca la pija en el pantalón….está todo el día alzado…se nota que la tiene grande, muy grande…a veces noto que disimuladamente se la toca…¿se dará cuenta que me tiene excitada como una perra?
Día cinco.
Me estoy masturbando todas las noches, apenas me acuesto me lo imagino con la pija en la mano, mirándome…me imagino que suelta el chorro de leche en mi cara, que me pide que me ponga en cuatro y me coge como un perro….no doy más..creo que en cualquier momento le bajo la bragueta y me la como…
¿Que voy a hacer? Si la encaro capaz que me saca a empujones, estas minas de guita son medio locas… y encima el cornudo del esposo me muele a trompadas, pero me la tengo que coger, la quiero ver acabar en la verga….
Día seis.
Esta situación es insoportable. Estoy al palo todo el día. Cuando la veo estoy como un animal, y cuando no está solo pienso en cogerla y me hago la paja….en su propia casa…Ahí volvió…como está, si todo bien…ya terminé por hoy, me voy a duchar…um… bajo el agua caliente…se me puso enorme…me voy a tocar….no me importa nada, no puedo más, aunque me escuche, necesito hacerme la paja, agghh….aghhhh
Que es ese gemido, ¿es él?….la puerta del bañito esta entreabierta…¡se está haciendo la paja acá!…que pedazo de verga, que tamaño, más grande que en mis pajas…como está este tipo de caliente…como se toca….no puedo más…aprieto las tetas contra el marco….me estoy tocando el clítoris…estoy loca, pero ver semejante chota me trastornó..ahhhhh…ahhhhhh
Pedazo de yegua, te gustó está verga, acercate puta que te la hago sentir…. que te parto….Así, encima de la mesada….Si, macho, dámela, te lo suplico, estoy tan caliente, me calentás tanto cuando te veo todo traspirado y mugriento, clávamela hasta el fondo…
Si, putita, me tenés recaliente, te voy a chupar las tetas, sueño con tus tetas, todos los días me hago una paja acá en tu casa pensando que te acabo en las tetas, que te las lleno de leche, son tan grandes…gozalas.
Ummmm Aggghhhh, ¡que verga!, más, más adentro….nunca sentí una tan grande, bien adentro…ahhhhhh…..Te gusta, puta, perra, te la metí toda, entera, ahhh, sentila, sentila bien…ahhhh…Ahhh, como me estas cogiendo, que trozo que tenés, si, así, así, como la siento, te acabo, te acabo en la verga…dame la leche, échamela adentrooooooo…
Día siete.
¡Que me estoy imaginando¡ Verlo ayer haciéndose la paja me enloqueció de tal manera que todo el día fantaseo con que me descubre mirándolo y me coge… No es para menos, seguí espiándolo, viendo como se manoseaba la verga y los huevos, ¡esa es una pija, no el “pedacito” que tiene mi marido…se pellizcaba las tetillas, se le puso tan grande, tan colorada…se me cae la baba de acordarme…gemía como un perro, tuve que contenerme para no entrar al baño y arrodillarme ante él y metérmela entera hasta la garganta…
Supe que no daba más, sus quejidos aumentaron, yo no podía sacar la vista de ese pedazo enorme que apretaba…aceleró el masaje….no podía creer lo que veía, pero le creció aún más….más….se la agarró con las dos manos….si, con las dos manos…..creí no soportarlo, por un momento pensé que yo misma acabaría ahí mismo, viéndolo, y mi grito interrumpiría ese instante sublime…pero me contuve….y presencié la eyaculación más impresionante que haya visto, semejante manguera echó un lechazo tremendo que impactó contra los azulejos, mientras se deshacía en un grito contenido…nunca vi tanta leche de una sola vez…
No estoy seguro, pero creo que ayer algo vio. Es que estaba tan, tan caliente, no pude contenerme. Nunca me habia pajeado estando ella en la casa, pero no podía aguantar. ¿Habrá escuchado algo? Encima después me di cuenta que la puerta estaba entreabierta….Si vio algo, le habrá gustado…¿o se habrá asustado? Uy, si me echa?
Día ocho.
Hoy no fue a trabajar, se va a quedar todo el dia en la casa. No sé como voy a hacer. No creo poder soportar su presencia tan cerca sin que pase nada. Hoy algo va a pasar. Yo no aguanto más tener semejante tipo a dos pasos y no disolverme de placer alrededor de ese pedazo…me voy a poner algo provocativo, a ver si se aviva…
Esta perra parece que lo hace a propósito. Ese escote y esa minifalda y se pasea por la casa como si nada. Me parece que necesita de verga por la falta del puto del marido… Recién empiezo y ya tengo la pija tan dura que me aprieta el pantalón, ya no sé como acomodármela…Voy a hacer como que busco algo en la cocina y le voy a pasar cerca, perdón, permiso por favor…ummm…la rocé apenas con la verga en el culito…ayayaay
Este hijo de puta me rozó…sentí algo duro que me rozaba los cachetes…ay, no me digas que es la pija que me desmayo….no, yo voy a pasarle cerca para comprobarlo….disculpe, necesito pasar a buscar esas carpetas, ¿me hace un lugar?…permiso…le paso las tetas por la espalda, a ver que dice…¿habrá sentido los pezones? Ni se inmuta….sigue en lo suyo…
¡Esta yegua me enloquece! me acarició con las tetas…creo que si no hago algo voy a echar la leche acá mismo sin tocarme…me está explotando el pantalón…pero..ahora se agacha delante de mi….Qué culo,…ahora se va de nuevo a la cocina….no puedo evitarlo…yo la sigo…
Me hago la que lavo unas tazas. Me parece que viene para acá. Estoy tan caliente que mi concha es un laguito…las tetas se me salen del escote….ahí viene….pero….ummmm …que está haciendo ¿Señor? me está abrazando desde atrás, me apoya el pedazo en el culo. Pero que hace, ¡por favor!… me agarra las tetas, las amasa…Pero Señor, ¡déjeme por favor!…déjeme, déjeme, ahhhh, ahhhh, más, más…..más…Así en las tetas….ahhhh….ahhhhhh….sí, sí, enfiéstamelas…ahhhhh.
Putita, putita, se que te gusta, lo deseabas, lo estabas buscando….no puedo más de pajas…..no podes mostrarme todo esto todos los días….estoy enloquecido…verte así día tras día y no ponerla en ningún lado…¿sentís la verga en el culo?….¿sentí como te apoyo perrita, te gusta así?…no tenés idea de cómo te la voy a meter, putita, de cómo la vas a disfrutar…yo soy muy macho, ¿te diste cuenta? No soy un chico fino, soy un animal, un bruto… ¿Te cogió uno como yo alguna vez, nenita?, me vas a pedir por favor….perra…
Aghhhh, aghhhhhh, que manera de chuparme las tetas, ahhhh, ahhhhh, no puedo más, colócamela, cógeme, perro, cógeme, así, me siento en la mesada para vos, que verga sacaste, dejame mirarla que no puedo creerlo, aggghhhhhh, aggghhhhh, más adentro, ¡más adentro!
Día nueve.
Creo que a esta casa le hacen falta más retoques. Y el cuarto está quedando muy bien. Este albañil es muy responsable y prolijo. Es más, ya que tiene para un tiempito, voy a decirle que se quede a dormir, al menos hasta que regrese Juan, mi esposo, asi no gasta en viaje todos los días. Eso sí, ni borracha se lo recomiendo a mis amigas. No sea cosa que se canse y no pueda trabajar para mí como es debido.

Autor: Relatos Marqueze 24/01/09
Texto original: http://relatos.marqueze.net/refaccionando-la-casa/

Mi sobrino se tiro a mi mujer

soy Julio tengo 38 años mi esposa es nancy tiene ella 39años nos casamos jovenes a las 24 0 25 años , y a partir de alli gozamos del sexo casi diariamente, poses, mamadas, incluso se la meti por culo algunas veces, mareados ambos, mi esposa es de mediana estatura, 156, yo mido 165, tiene buen trasero, sus tetas sson medianas, pero cuando se la toco o la empiezo a salivar con mi lengua ella se excita muchisimo es su punto G, siempre me gusto hacerle el amor, temgo unsobrino llamado Dario, que tiene actualmente 26 años, desde niño el vivio con nosotros, en su adolescencia tambien, a veces mi esposa me decia que el le miraba medio raro , debo confesar que mi mujer es guapisima, cuando llegaba del trabajo me contaba que algunas veces cuando ella se quedaba dormida en su cuarto sentia como si alguien se acercara y cuando entreabria los ojos suavemente descubria a dario mirandola,o sentado a sulado de la cama, una vez me dijo que sintio su mano por sus piernas, una vez a los trece durmio con nosotros a falta de camas en los pies, ya muy tarde senti como que su mano acariciaba las rodillas de mi esposa, claro yo despieto , por si avanzara mas y cuando me contaba ella como que me excitaba, incluso cuando senti sus manos cariciando las rodillas de ella me llene de excitacion que amaneci despierto y no dormi, apartir de alli sabia que a mi sobrino le gustab mi esposa, pero , no pasaba nada, ya cuando el tuvo 23 años, el ya empezo a tomar, un dia llego de visita a casa mareado, yo tambien habia lllegado del trabajo un poco picado, asi que como no habia nadie empezamos a tomar dentro de un rato llego mi esposa, y nos pusimos a tomar cevezas, tragos van tragos vienen,poco a poco fuimos tomando mas, tambien algunos wiskis mi espòsa tambien mas de noche ya, mi esposa medio que se quedo dormida a milado en el mueble, entonces como yo queria ir al baño,tenia que hacele a un lado para poder levantarme e ir, asi dejandola y mi sobrino en el otro mueble,me fui al baño. del baño esta cerca al patio y del patio hay una manpara que de noche uno no puede ver nada ni de afuera ni de adentro pues es un vidrio oscuro asi que me fui al baño y la excitacion empezo a hurgar mi cerebro......me sali del baño y me puse a espiar por la mampara a ver si mi sobrinito se animaba......como que me excitaba, quiza este mal de la cabeza o sera algo normal, bueno lo cierto es que, mi sobrino se acerco a ella y trataba de despertarla, puso su mano sobre sus hombros primero, la palpo dos veces y nada, luego sus manos pasaron sobre sus tetas, ella estaba con una blusa escotada y una pantaloneta licra y unas zapatillas, luego el bandido este le agarro el trasero.... como que senti una excitacion enorme, entonces decidi entrar, mi sobrino se dio la vuelta y disimuladamente giro hacia el televisor, seguimos tomando mi esposa echada sobre el mueble yo me pase a otro mueble, mi cerebro seguia hurgando y pensaba como seria ver a alguien cuando se cacha a tu esposa .despues de algunas botellas mas de cerveza, recline mi cabeza en el mueble y me hice el dormido....mi sobrino se acerco hasta mi y empezo a llamarme y moverme, yo me hacia el dormido. entonces el giro su cabeza sobre mi esposa dos veces mas me movio y nada entonces dario se acerco a ella y empezo a tocarle las tetas, luego su mano bajo hasta el calzoncito fucsia que ella llevaba bajo la lycra podia observar todo ello con miedo pero a la vez una excitacion tremenda llenaba mi cuerpo, entonces el aflojo el brasier, empezo a lamerle las tetas, con fuerza ella no depertaba, luego bajo a su vagina pomposa y velluda y empezo a lamerlo mas y mas de un derrepente saco su pene, y empezo a tocarlo con la punta su vagina volteaba de rato en rato a mirarme si seguia dormido, yo hasta ahi ya se me habia venido una vez toda la leche......luego moviendola un poco mas se la metio todito y la tuvo ahi como cinco minutos nada mas. mete y saca como gozaba el chico caramba debo confesar que mi sobrino tiene un pene mas chico que el mio cuando en eso se le vino la leche y este sobrino mio eyaculo en la barriga de mi mujer, a mi tambien se me vino como gozaba el bandido este, luego lamio su clitoris nuevamente limpio la leche que habia desparramado en su barriga, la beso en la boca varias veces, y luego le subio la lycra y el calzon y se fue al baño, epere un rato mas y , luego salio y en eso sono la puerta, de la calle se habia ido este pendejo.Viendo a mimujer echada en el mueble,me entro las ganas e hice exactamente lo que mi sobrino habia echo con ella le lami la concha chupe sus tetas se la meti por la vagina finalmente por el culo......en eso ella sintio, y empezo a besarme, mas y mas y me decia dame mas papito lindo.....sigue sigue.......la cache bien cachado ...luego nos fuimos dormir muy rendidos...llore en silencio en mi cama mas tarde por haber permitido que a mi esposa se la cachara mi sobrinopero tambien cuando recordaba como sela cacho me llenaba una excitacion tremenda, al dia siguiente no comente con nadie,bueno mi sobrino, no vino mucho tiempo a visitarnos quiza el sentimiento de culpa hacia que no venga...mi esposa ni sabia, despues de tiempo vino a visitarnos, como que me excito cuando llego pero mirar a mi mujer...despues del almuerzo decidimos tomar unas cuantas chelas mas... aver ¿que paso?...les cuento la proxima no sean apurados.Chau.

Autor: Anonimo 19 abril 2008
Texto original: http://www.sexycharlas.com/content/view/847/2/

Mi primera vez con cyber sexo

hola pues bueno esta tambien es mi primera vez que escribo un relato erotico
todo comenzo hace como 7 años yo estaba en la preparatoria mi computadora se hecho a perder y tuve que ir a un ciber hacer tarea checar mi correo.
rapidamente hice mi tarea y cheque mi correo y entre a una sala de chat donde una persona que se hacia llamar vaquero30 empezo a platicar conmigo me pregunto cuantos años tenia le dije que 18 y el me dijo que 30 y me pregunto si no me importaba la edad yo le dije que por que de las personas maduras se aprende mas luego la platica se intensifico un poco ustedes saben a que me refiero no me empezo a preguntar que si era virgen y le dije que no entonces me dijo que si queria tener sexo con el no les voy a mentir fue un dia de verano y habia mucho calor el me propuso algo magnifico imaginence tener sexo hacia 4 meses que no lo hacia sin darme cuenta le di mi direccion donde se encontraba el ciber y el me dijo que iba para alla el se desconecto y yo segui chateando con otras personas yo no imagine que llegaria y como a los 20 minutos llego fue facil reconocerme puesto que era la unica persona ahi me era un hombre alto bien parecido y bastante musculoso entonces el se hacerco a mi y me dijo que si nos ibamos yo pague y me retire y me subi a su carro ya en el carro me dijo que le parecia muy atractiva y que mis tetas le parecian preciosas que solo con imaginarselas se le paraba y me dijo mira toco y le agarre aquel bultote que era enorme durante el trayecto me dijo que se la sobara llegamos a un hotel de paso el se bajo bastante erecto todavia y pago el cuarto regreso y estaiono su coche y bajea albajar el llego junto d e mi y empezo a besarme me metio su lengua de unaforma uniica que beso mas rico solo con su beso me moje inmediatamente el me tomo y me metio en el cuarto y cerro la puerta cuando entramos el me dijo ahora si he estado saboreando esas tetas tan buenas ahora si las voy a mamar me quito la blusa y me arranco el sosten y comenzo a besar mis tetas a chuparlas a morederlas y a jugar con ellas me dijo mamacita tenia razon son las tetas mas deliciosas que he probado y eso que no llego aca abajito cuando dijo esto me metio la mano por debajo de mi flada y entre mis panties y me dijo mmmm ademas rasuradita y mojadita que rica ha de estar esa conchita como me voy a aborear esos juguitos enseguida me tumbo a la cama y me bajo las panties que por cierto primero las olio y me dijo huelen delicioso y luego comenzo ha mammarme a darme sexo oral que rico movia su lengua como nadie de arriba abajo y me metia la lengua dentro de mi ollito y jugaba con mi clitoris y de pronto tuve mi primer orgasmo y me dijo que ricos estan estos juguitos mmm y se los trgo me dijo ahora quiero que la muñequita me mame a mi y asi lo hice le abri la cremallera y saque de su boxer qeuel bultote que si estaba algo grande mas bien muy grande no les puedo decir de cuanto pero si muy grande contrabajo y entro en mi boca comenze a lamerlo de arriba abajo y luego le jugue sus pelotas luego le hacia un pco de paja mientras continuamba mamandosesela despues comneze a chuparle sus hermosos huevos que ricos eran mmm y luego sin darme cuenta se vino yo nunca me habia tragado algo asi ais que me lo trague todito yo pense que iba atardar en reponerse pero inmediatamente me subio y volvio a tumbar en la cam y comenzo a mamar de mis tetas con su boca me las mamaba mientras que con su mamo jugaba con mi conchita enseguida volvio a quedar duro y sin mas me la metio no les voy a mentir al prinicpio yo solo queria que me meiera la puntita pero despues me la metio toda sin compasion y la verdad si medolio hasta lagrimitas saque el me la metia y me la sacaba y me decia que rica putita me consegui yo movia mas mis caderas y luego el me dijo vamos puta ponte de cuatro y me puse de cuatro lamio sus dos dedos y me lso metio por el culo yo solo pense si por delante me dolio por mi culito me lo va romper y me dijo ahora si putita sabrosita vas a saber le que es tener verga y me la metio sin piedad al principio si me dolio pero luego yo misma le decia dame mas paito dame ma que soy toda para ti soy tu puta el me decia ruegame por mas verga perra y yo e decia damela toda yo sentia que estaba apunto de tener otro orgasmo y mme metio los dedos por la vagina ai es me estaba dando por el culo mientras jugaba con mi vagina y en eso me vine otra vez el todavia no se corria asi que comenze a mover ma mi culo cuando de pronto me dio toda su leche dentro de mi culo que rica lechita mi culo quedo todo mojado de su leche nos quedamos recostados en la cama depues de decarsar no s bañamos nos vestimos y me dijo gracias has sido el mejor culo que he cogido y me llevo a casa despues de eso lo segui viendo un par de veces mas pero luego el se tuvo que ir a veracruz .

Autor: Caliente 23/08/2008
Texto original: http://www.eliterelatos.com/relatos/eroticos/ficha/mi-primera-vez-con-ciber-sexo-2675.html

Las aventuras en la cabaña

Y y M compartían encuentros esporádicos pero sí muy apasionados, en los que disfrutaban de la fuerte atracción física que se tenían, de lo bien que se caían en todo sentido y de los mucho que les gustaba estar juntos. Y el sexo en sí, era gozado en forma colosal.
Esta vez habían decidido pasar unos días a solas en un complejo de cabañas a la vera del río. Salieron a la tarde y ya de entrada, en el viaje en auto, todo empezó muy sensualmente. Ambos arrancaban muy excitados sabiendo que pasarían unos momentos inolvidables, llenos de placer y erotismo. Estaban dispuestos a excitarse mutuamente, a hacer el amor alocadamente, besarse, tocarse, mimarse, a concretar algunos jueguitos muy eróticos, fantasías, ratonearse, exhibirse y llegado el caso compartir la cama con alguien más. ¿Fuerte no? Un poco.
Esto último la intimidaba un poco a Y, pues si bien ella tenía muchas fantasías de este tipo, se reprimía un tanto, pero a la vez sus fibras íntimas le pedían no detenerse. M estaba más experimentado en este terreno y sabía de las fantasías de Y. Añoraba poder satisfacerla plenamente cumpliéndoselas y viéndola gozar completamente como mujer, sacando toda la perra y diabla que todas las mujeres llevan adentro. Claro, la mayoría no se anima a tener estas aventuras, pero las que sí lo hacen, disfrutan y viven situaciones muy emocionantes… Es solo cuestión de decidirse y organizarlo bien… Y no esperar a tener 80 años para hacerlo, ya será muy tarde…
Al parar en la ruta a cargar nafta, M le propuso el primer jueguito a Y, quien se levantó un poco más su minifalda para que el muchacho que les limpiaba el parabrisa pudiera ver sus bellas y tostadas piernas. En ese momento y simulando que no se habían percatado de la presencia del estacionero, pues Y cerraba sus ojitos disfrutando la escena, M empezó a besarla y le acariciaba suavemente sus piernas, levantando la mini y mostrando sutilmente la bombachita blanca de Y. El tipo no podía creer lo que veía, estaba boquiabierto. Como el surtidor estaba del lado del acompañante, Y le pagó, insinuando sus hermosos pechos en esa musculosa ajustada que tenía puesta. Luego de pagar siguieron camino. Había sido solo un jueguito, pero les había levantado mucho la temperatura a ambos.
Al llegar al complejo se instalaron en una de las cabañas con vista al río por un lado y a la pileta por el otro. La noche ya había llegado y se vistieron para ir a cenar. Fueron a comer al hall del complejo. Y se había vestido muy sugestiva, con un pantalón blanco ajustado y una remerita negra al cuerpo, atrevidamente escotada: muy elegante y sexy al mismo tiempo, lo que ocasionó que todos la miraran anonadados en el comedor al entrar. Estaba deslumbrante y su carita bonita resplandecía de belleza.Había algunas parejitas que también habían ido a pasar unos días al complejo, y otras mesas de pescadores del lugar, rudos y toscos, a los que se los veía un tanto ebrios y excitados de ver ese bombón en aquel paraje tan lejano de la ciudad.
Luego de una rica cena y una charla muy amena, las luces bajaron su intensidad y pusieron música, por lo que algunos comenzaron a bailar. Y se meneaba muy sugerente y el juego era que los pescadores la vean y divertirse con la calentura de los lugareños. Posteriormente, sonó música suave y las luces se atenuaron aún más. M y Y se besaron apasionadamente en un rincón, ahora lejos de las miradas de los demás. Sus lenguas se buscaban con deseo. M la apretaba a Y contra la pared, quitándole la respiración.
Estaban al mango y regresaron raudamente a la habitación, Como estaban muy calientes, pues hacía unos cuantos días que no estaban juntos, se pasaron horas haciéndose el amor. Por momentos de una forma muy dulce y romántica, en otros de una manera muy salvaje y pervertida. No quedó ningún centímetro de sus cuerpos sin ser explorados ni franeleados. Sus lenguas tocaban todas las partes sensoriales del otro, en un entretenimiento que les llevaba al infierno. Hicieron sexo oral y M la penetró varias veces y por todos lados a Y, quien gemía de placer. Llegaron varias veces al climax y en una de ellas M le esparció todo su líquido en las tetas de Y que tanto lo provocaban. Al terminar, exhaustos, se quedaron abrazados, acariciándose suavemente, y se quedaron dormidos luego de un día agotador.
Al amanecer, y como estaban aún muy calientes, repitieron nuevamente la sesión de sexo, previo a ir a desayunar. Lo que no se dieron cuenta esta vez, era que el sol de la mañana ya iluminaba la pieza y la cortina descorrida permitía ver su show desde afuera. Un joven jardinero, observaba azorado esa escena extraída de una película porno. M y Y se dieron cuenta de la presencia del muchacho y continuaron como si nada, lo que excitaba sobremanera a ella al verse así observada. Al terminar, y totalmente desnuda, Y fue a cerrar la cortina, demorando un rato lo suficientemente prolongado para que el jardinero pudiera ver su escultural silueta desnuda.
La pareja fue a desayunar y luego pasearon por los alrededores. Al regresar, cerca del mediodía, se toparon con el jardinero, un chico joven y muy agradable, quien los saludó cordialmente, sin evitar echarle una mirada profunda y libidinosa a Y. Al alejarse, conversaban:
M: Eh Y, ¿viste cómo te miró el jardinero? ¿Es ese el que nos vió esta mañana? Y: Sí es él. Me da un poco de vergüenza. Pero es lindo. M: No temas, acá no nos conoce nadie y creo que nunca más volveremos. Así que podemos jugar un poquito. Es una buena oportunidad. ¿Crees que le gustas? ¿Por qué no le preguntamos? Y: No, por favor, dejá M que me pongo roja de la vergüenza…
Pero la idea de seducir al jardinero le revoloteaba a Y en su cabeza y no podía evitar sentirse mojadita en su bombachita. Quedaba la mecha prendida para más adelante. Era común en ella esa confusión entre su deseo por un lado y su negación por el otro. Aunque esta vez iba a ser distinto…
Almorzaron frugalmente y tomaron sol en la pileta. Había otras parejitas también. M no paraba de mirar a una rubiecita con una bikini, con un físico armónico y muy proporcionado, muy atractiva y extremadamente sexy. Ella, en forma disimulada, también lo miraba a él. Sin dudas había química. Ya habría tiempo de charlar con ella y su novio. ¿Y si le proponían estar los 4 juntos en la cama? Un poco loco, pues no sabían qué onda tenían los chicos, pero los ratones a esa altura desbordaban a M.Y tenía una bikini blanca muy pequeñita, con un cola less infartante, que apenas le tapaba mínimamente su colita paradita y broceada. Ella sentía la mirada de los hombres posarse en su cuerpazo. M le pasó bronceador por todo su cuerpo, dándose cuenta de la envidia que los otros hombres sentían de él en ese momento.
Al rato se fueron a descansar un rato, pero pasaron cerca de los pescadores que dejaron lo que estaban haciendo para deleitarse ante el paso de Y, quien caminaba despacio y moviéndose muy sutilmente, solo con su bikini y con zapatillas. Además paraba mucho la colita para excitarlos un poco más. A algunos se les escaparon unos piropos, algunos medio zarpados y muy fuertes. M simuló no escuchar, pero era notorio el efecto que ello ocasionaba en Y, que se sentía desnudada por la mirada. Y esas cosas puercas que gritaban los tipos le alteraban su mente.
En la habitación M le propuso a Y que se cambiara de ropa y que fueran a ver cómo pescaba la gente en al orilla del río. Uy, el jueguito sería provocar un poco más a los pescadores y volverse a la pieza exaltados a hacer el amor sin parar.
Y se vistió para matar: un shorcito minúsculo que permitía mostrar sus hermosas y torneadas piernas, tan ajustado que se le marcaba todo su sapito y le hacía una colita perfecta, zapatillas altas que la estilizaban aún más y una musculosa sin corpiño que dejaban ver sus pezones que sin dudas se pararían mucho ante la presencia de aquellos machos hambrientos. Si bien no eran muy jóvenes, algunos de ellos eran fuertes y muy rudos. Y parecían excesivamente necesitados…
Caminaron por el complejo y luego se acercaron a los pescadores. Claro, los tipos del lugar no estaban acostumbrados a ver una mina así, que se les acerque tan simpáticamente y se les ponga a hablar. Sin dudas era una hembra infernal, entregada al juego, con un poco de pudor si, pero con sus sentidos disfrutando esas “locuritas” que ambos estaban dispuestos a compartir.
Luego de conversar animosamente con los pescadores, ellos les enseñaron cómo pescar y hasta Y se animó a tirar la caña. Los pescadores con gusto le mostraban cómo hacer y a veces la rozaban y tocaban sin querer (queriendo). M temía que la cosa se pusiera más picante y se descontrolara, y con el fin de proteger a Y y que nada le pasara (nada malo) decidieron volver a la habitación a coger. Ambos volaban de la calentura que dicha situación les ocasionaba.
En la pieza, M le propuso hacer el amor con la cortina descorrida, justo en la ventana que daba al río y se veía a los pescadores, no muy cerca, pero sí lo suficiente como para que ellos pudieran verlos. Y se dirigió insinuante a la ventana, descorrió la cortina y se sacó la musculosa delante de los tipos, exhibiendo sus pechos de ensueño. Sus pezones ya los tenía muy erectos y deseosos de una boca que los mordisqueara, de unos dedos que los apretaran y manosearan bestialmente. Se dio vuelta, mostrando su espalda a la ventana y se agachó insinuante a levantar una toalla tirada del piso…
M y Y comenzaron a besarse y tocarse, pero al ratito uno de los pescadores se había acercado a la cabaña y golpeó la puerta. Al pánico inicial, le siguió la compostura. Y se vistió y lo hicieron pasar. Era el más joven y apuesto de ellos y el que había despertado algunas “sensaciones” en Y. El tipo quería un vaso de agua y pidió si podía quedarse un rato sentado allí bajo techo que estaba fresco. M y Y se miraron cómplices y le preguntaron si quería disfrutar del show…
El pescador (Pedro se llamaba) asintió agradecido (era eso a lo que había ido) pero le hicieron prometer que solo podía observar y hacer únicamente lo que ellos le permitieran. Y inició un baile erótico en el que comenzó a sacarse la ropa y quedó solo con la lencería de encaje que tenía debajo, muy sensual, de color negro, que M le había regalado en otra oportunidad y que habían disfrutado juntos en otras oportunidades. Luego se abrazó a M y se empezaron a sobar sus cuerpos, hasta que se fusionaron en uno solo cuando M la penetró brutalmente. El tipo miraba y se le caía la baba. Su bulto había crecido enormemente y su miembro ya no cabía en su pantalón.
M: ¿No querés que le dejemos a P que se desabroche el cinturón? Está incómodo. Y: Bueno, pero que no me toque, solo puede mirar.
P se bajó el pantalón, dejando a la luz su enorme verga, venosa y totalmente erecta. Se la veía muy hinchada. Eso descolocó a Y quien no esperaba ver algo tan descomunal y apetitoso y los líquidos de su vagina chorreaban.
M: ¿Por qué no le mostrás a P tu conchita depiladita, sin un mínimo pelito? Y parale la colita a ver qué dice, así nos dice si estás buena o no. Y: Ay, no sé, ¿creés que le gustaré a P? No sé. ¿Te parece P que tengo buen lomo? A lo mejor no te excito… A ver, decime qué te parezco…
El tipo estaba al límite de la excitación, viéndola así a Y empezó a masturbarse con su imagen. M, quien estaba muy caliente con el juego, volteó ferozmente a Y, la puso en cuatro patas y la partió desde atrás, agarrándola del pelo con furia. Y gozaba como un animal en celo.
M le hizo señas a P para que se acercara a la cara de Y, quien no dudó un segundo en ponerse ese pedazo de verga en su boca, mientras era embestida con violencia por M desde atrás. Lógico, el pescador no demoró mucho en acabar litros y litros de semen que Y degustó con sumo placer. A su vez M tuvo un orgasmo mortal, viendo por el espejo de la pieza la cara de gozo de Y ante semejante fiesta y por haber alcanzado innumerables orgasmos.
… Falta otra parte con la aparición del jardinero, los juegos sexuales con la parejita de la pileta (¿recuerdan?) y más historias y juegos entre M y Y solos los dos, antes de volver a la ciudad…
Continuará…

Autor: Narciso 23 enero 09
Texto original: http://relatos.marqueze.net/las-aventuras-en-la-cabana/

La puta reprimida de Narcisa

hoy me tope con mi vecina Narcisa ella es una persona amargada y de mucha soledad por las desiluciones y fracasos sufridos con los hombres es una persona de 43 años de cuerpo algo gordita y de muy buenas piernas eso si de pechos caidos no es una persona no muy grata por el barrio por su caracter y poco trato que tiene con los demas incluso su hija la visita de vez en cuando, ese dia venia de compras eran como las 8 de la noche y traia muchas y me acerque con el fin de ayudarla le dije que si me permitia ayudarla con la compra ya que llevaba muchas bolsas y me dijo que si agarre varias bolsas y nos encaminamos hacia su casa caminamos como dos esquinas y llegamos a su casa me dijo paso y acienta las bolsas en la mesa pase y deje sus compras en la mesa y me iba a retirar le dije bueno yo me retiro y me dijo no esperate tomate un refresco como agradecimiento por la ayuda y ahorita te acompaño en lo que acomodo mi compra acomodo gran parte de su compra menos una bolsa donde venian unas verduras que era una zanahoria de buen tamaño y un pepino los cuales dejo en su mesa se acerco ami y me dijo gustas mas refresco o te puedo invitar una cerveza y le dije inviteme una cerveza y saco dos una me dio ami y una empezo a tomar ella te preguntaras porque esta señora amargada y de mal caracter te invito a pasar a su casa, lo que pasa es que hoy estoy cumpliendo años y ni siquiera mi hija me ha hablado y la mera verdad me siento sola como vi que me dio un poco de confianza le dije hay doña narcisa lo que pasa es que debe cambiar no se que le haya pasado para que usted sea asi y se encierre en una soledad terrible y medijo las desilusiones son terribles y dolorosas pero no siempre fui asi,al terminar de decirme asi vi que se tomo su cerveza de un solo trago y se parao y saco otra la cual le tomo la mitad cuando se acerco ami le dije pues salud por su cumpleaños y se tomo la otra mita que le kedaba de un solo trago y fue a buscar otra le dije no le va hacer daño tomar asi creo que si por que ya me siento mareada por que no estoy acostumbrada a tomar pero eso si estoy contenta me acerque a ella y le dije y esa zanahoria y pepino que separo para que son vi que se sonrojo y no me contesto entonces le empece acariciar sus piernas y como no dijo nada continue y meti mi mano debajo de su vestido y note que no llevaba ropa interior lo cual toque su pucha y la acaricie suavemente y note que empezaba a gemir y ya se habia mojado su pucha entonces le meti un dedo y empeze el saca y mete con el dedo senti que se vino y solto un gemido ahahahhah que rico sigue esta mejor que la zanahoria y el pepino ah para eso los utiliza se masturba vaya vaya si que es una puta reprimida la lleve ala cama la cual tenia de cabecera un espejo la acoste y le dije mira puta hoy vas ahacer una puta libre una zorra que vas a desear que te metan la verga cada que andes de caliente la desvesti y le quite el bra y salieron sus pechos caidos los cuales empeza a chupar y mosdiquear y con tinue dandole placer en la pucha ya gemia y pedia por favor meteme la verga ah hasta vulgar te has vuelto asi me gustan las putas que lo deseen y tu lo seguiras deseando puta de mierda y reprimida de ahora en adelante cambiaras tu forma de ser si kieres que te meta la verga, si lo que tu kieras me decia pero metemela ya estoy demasiada caliente entonce le empeze a chupar su pucha y se volvio a venir ya estaban bien lubricada sus mismos jugos agarre y con un dedo le empeze a estimular el culo y empezo a ceder y agemir y a gritar ya metemela siento que la necesito le meti dos dedo en el culo y y luego tres entonces me levante y fui por el pepino que estaba algo regular no estaba muy grueso entonces me pregunto que vas hacer te voy a meter este pepino por el culo, no por ahi no no lo he hecho lastima puta por que de hoy en adelante cogeras hasta por el culo volveras a sentir nuevamente como la puta que eres le meti la puta del pepino y lo empeze a mover en circulos al principio me diecia me duele pero poco a poco le fue agarrando gusto y se puso a gozar entoces le meti de golpe la mitad del pepino ah me duele pero me gusta es una sensacion nueva que no habia sentido entonces me desvesti y le dije ese pepino no be salir de ahi asi que apretaras lo suficiente para que no se salga por que ahora te voy a meter la verga en tu pucha si si metemela ya la necesito entonces ponte en posicion de perrita por que eso vas hacer vas ser mi perra se puso de cuatro y se la meti de golpe en la pucha ahahah que rico que sabroso muevete pinche puta esta y callate si lo que tu digas se empezo a mover sin soltar el pepino por lo que recibia doble penetracion y se vino nuevamente que rico, la puse en la posicion de 69 siempre con el pepino en el culo y empezo a chupar verga y yo chupar a quella pucha ya bien mojada asi estuvimos hasta que se vino entonces le saque el pepino y le meti la verga y culearla ah que rico asi hazmelo salvaje marcame le empeze a nalguearla y jalarle el pelo cuando me canze de nalguearla le empeze apretar el pezon ah ahah que rico de ahi la voltie y se la meti en la pucha y arrmetia duro asi papito destrozame toda soy toda soy tu puta haz lo que kieras de mi sere tu perra, tu puta entonces seras obediente en todo lo que yo diga si entonces te tragaras toda la leche que te voy a dar y no desperdiciaras nada si lo que tu digas le meti la verga en la boca y empezo el saca y mete hasta que me vine ella sitio que se provoco abrio la bo ca un poco y se boto un poco de leche y le dije pinche puta botaste tu leche asi que la pare y la cachetee y me decia si pegame te prometo que no volvera a pasar asi que la voltie y se la meti por el culo asi papito culeame duro le jale el pelo y la nalguaba hasta que se quedo bien marcado mi mano que rico papa la voltie y le dije asi te gusta si te gusta que te maltrate si pegame me excita mucho asi que le sape otra cahetada que fue a caer en la cama la jale de los pies y le meti la verga nuevamente por el culo y le empeze a morder sus pechos si marcame toda muerdeme mis pezones soy tu esclava tu perra y tu puta has lo que kieras en eso le deje de morder los pezones y agarre el pepino y se lo meti en la pucha la mitad le meti y me la segui culeando y cuando me apoyaba en ella se hundia el pepino asi estuve hasta que le dije parate pinche puta de mierda te vas atragar tu leche nuevamente y se la vovi a meter en la boca y estavez se trago todo sin botar nada la agarre y le saque el pepino de la pucha y le meti la verga en su pucha su cuerpo estaba caliente asi que no tardo en venirse nuevamente segui con el mete y saca y la estaba cacheteando y ella diciendo asi que rico siento nunca lo habia sentido pegame la segui cogiendo por la pucha otro ra to y la votie para culearmela nuevamente asi que seguimos asi ah que rico hasta que nos venimos los dos esta vez yo me vine en su culo me recoste asu lado y le dije limpiame la verga rapido chupala seca debe quedar la empezo a limpiar y le dije ahoa subete y ensartate que galoparas con la verga dentro se subio y se ensarto en lo que yo le apretaba los pechos ella se movia se agacho un poco sin dejar de moverse para que yo le chupara los pezones y marcara sus pechos asi seguimos hasta que nos venimos nuevamete ya eran las once de la noche y le dije a ver pinche perra quiero que abras tu ventana ahi vamos a coger y me dijo pero nos pueden ver claro que si puta para eso estas para complacerme kiero que vean lo puta que eres y que ya no eres la mujer reprida y sola que tienes un dueño que te cogera siempre abrio su ventana a fuera no habia gente asi que saco medio cuerpo dejando ver sus pechos caidos y yo me laesta culeando y ella gimiendo ahahahah que rico asi culeame decia ya sin importarle nada asi seguimos en eso paso un vecino nos vio cogiendo y ella nop le dio importancia ella solo gozaba lo que tanto reprimio su cuerpo asi culeame soy tu puta tu perra dame mas el vecino estuvo viendo un rato y siguio su camino nosotros seguimos cogiendo hasta que nos venimos nuevamente de pronto alzamos la vista y vimos que teniamos publico ella les dijo el es mi dueño el me volvio a dar el gozo que deje de sentir como mujer soy su perra, su puta y hara conmigo lo que kiera yo como vi que habia publico y que no le importaba asi que decidimos abrir la puerta jale una silla e hice que se ensartara ella de frente a los vecinos y empezo a moverse era algo nuevo que experimentamos en ese momento ella gimiendo y diciendo asi papa dame duro mapritame los pechos ya excitados los dos seguimos hasta que nos venimos eso pinche cerro ella la puerta y nos le vantamos y nos fuimos a la cama a recostarnos un rato descasanmos y seguimos nuevamente hasta volver a caer nuevamente de cansancio eran las seis de la mañana cuando me levante me atendio me hizo un desayuno claro ella andaba desnuda atendiendome despues de desayunar me dio las gracias por haberla hecho gozar nuevamente por hacele hacer cosas que ella nunca se habria atrevido hacer no te preocupes pinche puta de ahora en adelante haras cosas que nunca habias hecho.

Autor: Orion 23/07/08
Texto original: http://www.eliterelatos.com/relatos/eroticos/ficha/la-puta-reprimida-de-narcisa-2612.html

Ayude a mi marido a lograr sus metas en su trabajo

Tengo 36 años y estoy casada hace 10 años. Tenemos dos hijos maravillosos. Mi marido es un hombre altetico muy atractivo , se cuida bien y es una fiera cuando hacemos el amor. Yo estoy en la plenitud de mi vida, siento que estoy muy atractiva para los hombres y asi me lo hacen ver. Siempre hemos sido liberales con mi esposo al punto de que jugamos a logara que los hombres se exiten mirandomelas piernas o siendo yo muy coqueta cuando entro a un atienda o cuando estamos en algun restauran o cuando vamos en el automovil.
Eso si yo noto que a el lo exicita demasiado porque cada vez que logramos que alguien me mire con deseos deespues nos pegamos unos plovos maravillosos. Pero la verdad es que no puedo dejar de reconocer que a mi tambien me gusta y algunas veces cuando salgo sola tambien coqueteo o ando sin calzones y me gusta ser toqueteada en el metro o en los buses. El negocio de mi marido no andaba bien y tenimos problemas economicos . Un dia su secretaria se fue y me pidio que yo la reemplazar mientar encontraba alguien. asi, fui conociendo sus clientes y todo lo que involucraba el negocio. Un dia lo note raro y en casa me dijo que tenia que cerrar un tratto con un importante cliente y tenia pocas posibilidades de lograrlo, sin embargo el notaba que su clinete hiba mas seguido desde que yo estoy trabajando con el. Y, me dice si yo estabadispuesto a ayudarlo yo le dije pero como, y me dijo que fuera generosa con el, quelo invitaria a cenar a nuestra casa y ahi ideariamos un plan. Bueno le dije yo, pero yo no tendria relaciones con el , me dijo que no era para tanto, pero que si las cosas salian solas que no me detuviera yque no pensara enel. A decir verdad me excitaba la idea ademas que su cliente es muy guapo. No planeamos nada solko que el nos dejari solos en varias ocasiones. Llego el dia y su clinete llego con unsa rosa hermosa para mi y a el le trajo un vino muy ricoasi fue como cenamos y teniammos unas miradas muy complices con el, yo me sente al medio de los dos me habia puesto un vestido muy bonito y corto y cada vesz que me paraba sa servir lo hacia con la piernas hacia el y eso le gustaba mucho , me domoraba mas de la cuenta en pararme de la mesa. Cuando terminamos ya estabamos un poco subidos d etono por el trago y las circunstancias, pasamos al living y mi marido se sento en su sillon y yo junto a el en el sofa de dos cuerpo, cruce mis piernas y las puse hacia el lado de el y el a cada rato se reia y se hacia adelante y ahi disimuladamente me tocaba mis piernas. En un momento mi marido va al baño y este aprovecha y coloca su mano suavemente en mi pierna y yo coloco la mia encima la de el, y seguiamos conversando como si nada note que su bulto scomenzaba a crecer y yo estaba mas caliente, pero habia algo que no me dejaba tranquila, sabiendo que todo esto mi marido lo sabia. llego mi esposo del baño y el retiro su mano, pero mi pierna quedo pegada a la de el. Nuevamente mi esposo va al baño y yo aprovecho de ir a la cocina apreparar otro trago y el me acompaña, y cunado estbamos adentro me abraza por detras y nme besa mi cuello , yo le toco su pene y el me mete las manos por debjao de mi vestido y no sabia cuando parar, porque los dos estabamos hirviendo. Bruscamente nos separamos y nos fuimos a sentar y ahi llega mi marido y nos ve con una respiracion mas fuerte y algo colorados los dos. Yo creo que el se hizo el borracho, y como que se quedo dormido frente a nosotros y ahi no aguantamos mas y me dio un beso de lo mas rico. y comenzo el desenfreno peor la sorprsa estaba que mi marido desperto e hicimos un trio, nunca lo habia pasado tan bien era la primera vez que chupaba dos penes ala vez y mientras uno me lometia el tro lo tenia en la boca y asi pasamos como media hora. creo que fue el polvazo de mi vida y para ellos tambien. Despues les contare en que quedo el negocio de mi marido.

Autor: Relatos eroticos 26 diciembre 2008
Texto original: http://www.sexycharlas.com/content/view/1126/2/